Líneas Programáticas

  • Tenemos fe y compartimos nuestra experiencia de Dios.
  • Cuestionamos el verticalismo, el machismo, el patriarcalismo y la misoginia de las jerarquías eclesiales, entendiéndolas como fundamentalistas.
  • Como católicas practicantes deseamos profundamente que nuestra Iglesia sea fiel a las enseñanzas de Jesús.
  • Expresamos nuestros desacuerdos con algunas enseñanzas de la Iglesia así como ciertas posiciones de la jerarquía católica que afectan la salud, la integridad y la dignidad de las mujeres y que no reconocen que somos personas capaces de tomar decisiones de acuerdo con nuestra conciencia.
  • Creemos en la capacidad moral de las mujeres para decidir, en el marco de su fe, sobre su sexualidad y reproducción.
  • Reconocemos el libre albedrío como el derecho de las personas a tomar decisiones de acuerdo a su conciencia.
  • Compartimos objetivos con el movimiento feminista nacional e internacional y con los sectores de nuestra Iglesia y de la sociedad comprometidos con los derechos humanos de las mujeres.
  • Luchamos por la paz, la justicia social, la democracia y los derechos humanos.